OBRA SOCIAL HERMANDAD

La Hemandad de la Esperanza de Triana se vuelca con el Centro dentro de su programa de acción social.

Leer más

FORO APOYO FAMILIAR

El Centro de Apoyo Infantil, ofrece este foro de apoyo para las familias, en el que poder compartir, experiencias, problemas, éxitos...

Acceder

RECURSOS Y MATERIALES

Para todos los familiares del Centro, os dejamos materiales que podéis utilizar con los niños para jugar, trabajar, etc.

Acceder

Imprimir

¿QUÉ PASA CON LOS HERMANOS NO TDAH?

. Posted in Zona Padres

¿QUÉ PASA CON LOS HERMANOS NO TDAH?

(El siguiente artículo está sacado íntegramente de la siguiente blog: http://coachingparapadres.blogspot.com.es )

 

Todas las familias son distintas. En algunas familias los miembros parecen clones: usan el mismo tipo de ropa, comparten aficiones e intereses y los niños parecen versiones en miniatura de sus padres. Otras parecen no tener nada en común, salvo vivir en la misma casa. Además cada familia es distinta; madre - padre - hijo, madre – madre – hijo/s, madre – hijo, padre – abuela – hija, madre – padrastro – hermanastros, etc las variaciones son infinitas. En todos los casos, los miembros de la familia están conectados por la convivencia y las experiencias en común.

    

 solaencasa4

  

Las familias con niños con déficit de atención o alguna condición especial no son diferentes. Cuando un niño tiene TDAH, afecta a toda la familia. El modo en que la afecta, depende entre otras cosas de los padres.

 

Un niño con TDAH requiere más tiempo y atención que un niño sin TDAH. Eso es ineludible. Lo mismo sucede con cualquier niño con necesidades especiales. ¿Cómo hacemos para ocuparnos de ellos sin quitarle atención a los otros niños?

 

No puedes hacer que la vida sea siempre justa. Tampoco puedes darle lo mismo a todos sus hijos. Su relación con cada niño es única. Esto no significa que no ama a tus hijos, pero cada uno tiene una relación especial contigo que es sólo suya. Debes asegurarte de que las discrepancias no sean extremas. Debes asegurarte de que cada niño recibe lo que necesita. Sin embargo, no es un mal padre porque no trata a cada uno de sus hijos exactamente igual.

 

No todos los niños se pueden criar de igual manera. Algunos niños necesitan una cantidad de tiempo y atención desproporcionados. Esta es la realidad y no hay nada que puedes hacer al respecto.

 

Sin embargo, todos los niños necesitan saber que son amados. Es crucial que tus hijos no TDAH sepan que los amas. Los niños no entienden el amor teórico, necesitan demostraciones. Necesitan que les demuestres que son importantes para ti.

 

Busque tiempo para estar solo con sus hijos no TDAH. Los niños con necesidades especiales reciben muchas veces toda clase de atención especial (talleres, terapeutas, actividades especiales...) y esto es bueno y debe hacerse. Sin embargo los niños no TDAH pueden sentirse dejados de lado. ¿Por qué no va a los talleres? ¿Por qué no tiene psicólogo, logopeda o entrenador?

 

¿Cuándo le toca a él o ella estar con mamá y papá?

             Dedica tiempo para hacer algo con este niño. Solos los dos, o mejor aún, con los dos padres. Trata de hacer algo que normalmente no haría si estuviera tu hijo con TDAH. Pero no digas: "Ya que no está Pedro, hoy podemos hacer esto…".      Eso da un mensaje equivocado de que el hermano TDAH es un obstáculo en la familia.

 

Pero pueden ir a pescar (un deporte terrible para los niños hiperactivos), o hacer algo que requiera prestar atención durante un tiempo largo, o que requiera buenas habilidades sociales. Algo qué le interesa a tu hijo y que le gustaría hacer.

 

Estas salidas son tan importantes como el cuidado especial que requiere tu hijo TDAH. Tal vez más importantes.

  

Muestre interés en lo que hace tu hijo sin TDAH

           El niño con TDAH vuelve a casa con un examen aprobado y todo el mundo lo elogia y la familia sale a comer para festejar. ¡Esto es bueno! Pero el otro niño vuelve a casa con un examen en el que sacó la mejor calificación y nadie le presta demasiada atención. Se supone que este niño debe sacar buenas calificaciones.

 

Puede ser que debería hacerlo, pero ¿Sabes cuánta gente no hace lo que debería hacer?

 

El niño sin TDAH también necesita motivación y apoyo. Reconoce sus habilidades. A veces hay una gran diferencia entre una buena calificación y un trabajo de excelente calidad. Tal vez suceda que con un poco de elogios y motivación, el "buen" estudiante se convierta en el estudiante "excelente", esa clase de personas que superan todas las expectativas.

 

 Ser justo

           No es justo esperar que tu hijo sin TDAH tolere que le rompan los juguetes, le griten o lo golpeen. El niño sin TDAH debe aprender a ser tolerante y compasivo, pero el niño con TDAH también debe aprender que su comportamiento tiene consecuencias y que las demás personas tienen derechos.

 

Si justificas los comportamientos inaceptables del niño con TDAH, le estarás enseñando a esperar lo mismo de todas las personas en su vida. El niño sin TDAH debe aceptar a su hermano tal como es, pero no es justo que le digas, mientras trata de arreglar su juguete por enésima vez, que su hermano "es así". Eso puede crear resentimiento.

 

Demuestra amor a cada uno de tus hijos en formas que ellos entiendan porque en realidad, cada niño es especial y único.

Imprimir

PADRES Y TDAH ¿QUÉ HACER?

. Posted in Zona Padres

¿Qué pueden hacer los padres para ayudar al niño o adolescente con TDAH?

  • Confirmar el diagnóstico de TDAH por medio de profesionales de la salud (pediatras, psicólogos clínicos, psiquiatras infantiles, neuropediatras, neuropsicólogos) con experiencia y capacitación en este trastorno.
  • Buscar una evaluación profesional y un tratamiento personalizado.
  • Iniciar el tratamiento con profesionales que tengan adecuada formación en el TDAH.
  • Buscar información adecuada sobre el trastorno, práctica, realista y que se fundamente en datos científi cos. Podrá obtenerla de los profesionales que le atiendan o de las asociaciones de TDAH.
  • Implicar a los familiares más cercanos en la educación del TDAH.
  • Aprender a manejar las propias emociones negativas (enfado, culpa, amargura) y mantener una actitud positiva.
  • Procurar dar a su hijo un refuerzo positivo inmediato y frecuente.
  • Emplear recompensas duraderas y efi caces.
  • Utilizar la recompensa antes que el castigo.
  • Mejorar la autoestima del niño o del adolescente, utilizar mensajes positivos.
  • Hacer tangibles los pensamientos y la solución de problemas.
  • Simplificar las reglas de la casa o lugar donde se encuentren.
  • Ayudar a su hijo a hacer las cosas paso a paso.
  • Asegurarse de que sus instrucciones son comprendidas.
  • Enseñarle a ser organizado y fomentar sus habilidades sociales.
  • Ser indulgente.

¿Dónde estamos?

CAI ESPERANZA DE TRIANA

C/Pureza nº 55  1ºplanta

41010. Sevilla.